Cómo adaptar el packaging a los cambios en los hábitos de consumo

Sostenibilidad

La sociedad actual ha cambiado  enormemente sus hábitos de consumo en los últimos años. A estos cambios, se ha sumado un estilo de vida cada vez más acelerado en el que la gente opta por consumir alimentos preparados en lugar de cocinarlos ellos mismos.

Este hecho ha llevado a un aumento del consumo de platos preparados y precocinados, tal como muestran los datos recopilados por la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados (ASEFAPRE). Estos cambios en los hábitos de consumo de la población llevan asociados una serie de nuevas necesidades que el packaging debe satisfacer, como consumir un tentempié, snack o, incluso, una comida completa en cualquier momento y lugar.

Dada nuestra experiencia en el sector, desde SP Group, te contamos cuáles son estas necesidades y qué puede hacer la industria del packaging para resolverlas.

¿Cómo ha cambiado el consumo de productos en los últimos años?

En los últimos años, los mayores cambios en hábitos de consumo se han dado en la industria de la alimentación. Una de las mayores novedades en este sentido es el aumento del consumo de productos “on the go”, o, dicho de otra manera, de platos o snacks fáciles de consumir para aquellas personas con un ritmo de vida acelerado.

Algunos de ellos están ideados, incluso, para poder comerlos mientras se camina, lo que posibilita un aprovechamiento máximo del tiempo en los días de mayor ajetreo. Las características del alimento, unidas a las del envase, hacen que pueda consumirse en cualquier momento y en cualquier lugar.

Platos preparados: esenciales en nuestro día a día

Según datos del propio sector el aumento de las ventas de platos preparados puede explicarse debido a las opciones que los fabricantes están desarrollando, que dan respuesta a la tendencia de los consumidores de buscar opciones sanas que, además, se adapten a su estilo de vida.

Así mismo, el delivery también es una de las tendencias que comenzó a implantarse como un hábito durante la crisis sanitaria y se ha mantenido. De hecho, muchos comercios de restauración han visto en parte salvado su negocio gracias al auge del delivery.

La vuelta al trabajo en la oficina, unida a cuestiones como la comodidad de este tipo de servicios con los que el usuario ahorra tiempo en la preparación de alimentos, han llevado a que estos cambios en los hábitos de consumo se hayan instaurado de la manera en la que lo han hecho.

Así los platos preparados se posicionan como una opción fácil de preparar y consumir, nutritiva y con una gran variedad donde elegir. Ventajas a las que se les une el ahorro de tiempo que suponen y la comodidad a la hora de prepararlos, siendo a su vez una alternativa económica y segura, dados los estrictos procesos y regulaciones que deben seguir para su comercialización.

Según datos de la ASEFRAPE, entre los productos preparados más consumidos destaca la pizza, tanto refrigerada como congelada con un consumo de 131.748 toneladas, seguidas por los platos con base de arroz, que han visto crecer su consumo en un 36,7%. También destacan la tortilla refrigerada y las alternativas vegetales, que han visto crecer de forma considerable su consumo gracias al movimiento “veggie”, una tendencia que está afectando a todo el sector en palabras de Álvaro Aguilar, secretario general de ASEFAPRE.

La sostenibilidad, una de las mayores demandas de los nuevos consumidores

Una de las mayores demandas del consumidor actual es contar con envases sostenibles en los productos adquiridos en el supermercado. Dentro de los diversos cambios en los hábitos de consumo, esta es una cuestión que ha venido para quedarse.

Diferentes empresas, como por ejemplo Glovo, han llegado a plantear estudios al respecto para medir cómo de importante es esta cuestión y cómo afecta a las compras. Los resultados mostraron que el 70% de consumidores repetiría en el mismo restaurante si entregase sus pedidos con un packaging sostenible.

En este sentido, una forma de implementar estas demandas puede ser a través del uso de monomateriales en la fabricación de envases. Este tipo de materiales están preparados para ser reciclados porque están fabricados a partir de un único polímero y no requieren una separación de componentes a la hora de reciclarlos. Esto no solo consigue que su impacto medioambiental sea más reducido, sino que el reciclado resultante sea de una mayor calidad.

Nuevas necesidades para nuevos hábitos de consumo

La unión entre las necesidades que ya existían en el sector y los cambios en los hábitos de consumo, han dado lugar a una serie de factores que tienen que estar muy presentes a la hora de abordar qué tipo de packaging debe elegir un negocio. Entre ellos encontramos:

• Preservar alimentos y aumentar su esperanza de vida.
• Soportar la conservación en frío.
• Originalidad en el diseño para poder diferenciarse de la competencia.
Informar de manera clara las particularidades del producto, tales como los ingredientes o alérgenos, a la par que mantener una buena estética para ser atractivo para el consumidor.
Ser altamente sostenible, reduciendo su impacto a nivel medioambiental.
• Soportar tratamientos térmicos y contar con los elementos necesarios para facilitar un rápido consumo (como son válvula VSteam para alimentos que lo precisen y el abre fácil).

¿Qué materiales reúnen estas características?

A la vista de los cambios en los hábitos de consumo y de las necesidades que deben cumplir los envases para adaptarse a ellos, desde SP Group queremos proponer algunas soluciones.

Estos son solo algunos ejemplos de materiales que reúnen todas las características para cumplir con las expectativas del consumidor, tanto en materia de sostenibilidad como de conservación:

• Vsteam: para los platos que requieren consumirse una vez se hayan calentado o hayan atravesado un proceso de cocción, esta es una de las mejores opciones. Los envases Vsteam son aptos para calentar en microondas, además, no requieren que se les haga una perforación pues incorporan una válvula que permite dicha la cocción. Todo ello, unido a su capacidad óptima de conservación, lo posicionan como una de las grandes opciones para satisfacer las necesidades de los nuevos hábitos de consumo.

• PP HB ECO: un material esterilizable y reciclable en base a polipropileno con propiedades de alta barrera. PP HB ECO soporta tratamientos térmicos como la esterilización, pasteurización, llenado en caliente, y microondas. Este material es perfecto para aquellos mercados de productos de alimentación que precisen de tratamiento de esterilización como las salsas o los platos preparados. Es perfecto para el sector babyfood y formatos on the go gracias al uso de tapón.

rPET: Otro de los grandes representantes de los materiales plásticos enfocados en asegurar la máxima sostenibilidad de los envases. El rPET está fabricado con material 100% reciclado y es 100% reciclable. Es muy transparente y soportan bien los impactos que se producen durante el envasado, por lo que se posiciona como una gran opción para hacer frente a las demandas de los nuevos hábitos de consumo.

Desde SP Group apostamos firmemente por la sostenibilidad y por alargar lo máximo posible la vida útil de los alimentos. Creemos en una economía circular y elaboramos nuestro packaging para que se adapte a las necesidades reales del mercado y para ser sostenible.


Sé el primero en leer nuestras novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los posts más recientes de nuestro blog.



Artículos relacionados

Tendencias clave que propulsan el uso de envases refill

Innovación

La combinación de envases refill y envases para recargarlos es la opción perfecta para reducir el material plástico

CONSÚLTANOS TUS DUDAS

En SP Group optimizamos nuestros procesos de produción para dar el servicio más eficiente a la gran industria. Son muchas las empresas multinacionales que confían cada día en nuestra capacidad de producción para resolver sus necesidades de packaging flexible.
Si estás interesado en saber como tu compañía puede beneficiarse de nuestros servicios, déjanos tus datos y uno de nuestros asesores comerciales se pondrá en contacto contigo o si lo prefieres consulta los datos de contacto del asesor de tu zona.

EL TIEMPO MEDIO DE RESPUESTA COMERCIAL ES DE 24/48 HORAS.