SOSTENIBILIDAD

El compromiso de SP Group con el planeta está presente en todas las fases del proceso de fabricación de nuestros productos. Sabemos que apostar por la sostenibilidad en la producción de envases es fundamental para garantizar un consumo más responsable. Por eso hemos establecido un modelo de negocio que nos beneficia a todos.

Nuestra estrategia de sostenibilidad

Hemos adaptado nuestro proceso de producción para aplicar las tres Rs de la sostenibilidad: reducir, reutilizar y reciclar.

Apostamos por la reducción del sobre envasado de plástico de los productos y por nuevas formulaciones para que los materiales que fabricamos además puedan ser reutilizados, y vean prolongada así su vida útil, ya que son materiales con un alto valor. Además, incorporamos material reciclado en algunas de nuestras líneas de producción para fomentar la economía circular.

Esta nueva visión de nuestro trabajo nos permite reducir los desperdicios de materiales que se producen durante la extrusión, reutilizar materiales post industriales y post consumo y evitar que estos contaminen a la naturaleza, minimizando la huella de carbono resultante de la elaboración de envases.

Nuestros valores Hacia una economía circular

Siguiendo el plan de acción de la Comisión Europea, SP Group se suma a las 54 medidas propuestas para cerrar el círculo del ciclo de vida de los productos. Gracias a esta propuesta, trabajamos para innovar de forma eficiente en el sector del plástico y garantizar el ciclo recurso-producto-recurso reciclado.

¿Por qué apostamos por la transformación sostenible?

Hace años, en SP GROUP nos preguntamos qué podíamos hacer por cuidar nuestro planeta y nuestra respuesta fue clara: debíamos reducir nuestra huella de carbono, investigando para lograr materiales más sostenibles con el medioambiente y facilitando más soluciones innovadoras y responsables a nuestros clientes.

En este vídeo explicamos cómo surgió esta idea y los pasos que hemos llevado a cabo para aplicar la economía circular a todos nuestros procesos.

INNOVACIÓN El porqué de la innovación en la fabricación de plásticos sostenibles

En SP Group, en nuestro empeño por contribuir a la sostenibilidad del sector del envasado alimentario, nos hemos inmerso en un proyecto de mejora e innovación de nuestra maquinaria, de la forma en la que producimos y de la búsqueda de nuevos materiales que garanticen un mejor reciclado. Para ello apostamos por varias vías de investigación y desarrollo.

Materiales biodegradables

Fomentamos el uso de recursos renovables que nos permiten fabricar envases 100% biodegradables, compostables y biobasados. Estos materiales deben ser degradados en medios específicos, como las plantas de compostaje industrial que cuentan con condiciones especiales de temperatura y humedad. Hoy por hoy en España su separación y desintegración se plantea algo complicada.

Reciclado en el proceso de fabricación

Apostamos por el uso de materiales con un porcentaje elevado de reciclado. Por eso hemos invertido en maquinaria que no solo permite la reincorporación de material reciclado industrial sino también del post consumo de PET y que cuenta con certificado de contacto alimentario.

Monomateriales que facilitan el reciclado

Un buen proceso de rediseño de los envases hace posible un cambio de una estructura multicapa a una que sea monomaterial, donde el uso de un único polímero aumenta en gran medida la calidad del material reciclado post consumo obtenido.

Reducción de la huella de carbono

La incorporación de reciclado industrial y post consumo a las estructuras de PET ha supuesto un impacto drástico sobre la reducción de la huella de carbono en aquellas plantas de fabricación involucradas en este proceso. Adicionalmente, hemos reducido micras en muchas de nuestras estructuras y eliminado los productos clorados.

Sostenibilidad en el proceso de producción

Para nosotros, la sostenibilidad comienza con la elección de proveedores de materiales y con la investigación de nuevas fórmulas que provoquen un menor impacto en el medio ambiente ya desde la producción:
  • Reducción en el uso de material virgen y aumento de material recuperado y reciclado para la fabricación.
  • Reformulación de materiales para conseguir reducir su espesor.
  • Apostar por los complejos monomateriales, que facilitan el reciclado.

Es el caso de la evolución en la fabricación de envases de PET, uno de los materiales más utilizados por su versatilidad en el proceso de reciclado, ya que permite la reincorporación del 100% de envases provenientes de postconsumo de forma totalmente segura incluso en contacto con alimentos.

Además, este material ha ido evolucionando hacia una mayor reducción de su espesor, por lo que la generación de residuos y el gasto de energía para su fabricación también son menores. De esta forma, el proceso de producción se convierte en más eficiente y sostenible.

Los avances en materia de reciclaje por parte de las empresas recicladoras están permitiendo a los transformadores aportar soluciones tan relevantes como proyectos 360° que fomentan la economía circular de algunos residuos industriales. A este respecto, hemos implantado el proyecto Tray2Tray. Este proyecto sostenible da una nueva vida a los desechos de envases PET multicapa de lámina compleja, provenientes de todas aquellas empresas que están adheridas al proyecto y que en SP Group recogemos sin ningún coste.

Como ejemplo de avance en el uso de material reutilizado encontramos el rPET. Se trata de una lámina PET monocapa termoformable totalmente compuesta por material reciclado post-consumo que garantiza la fabricación de envases 100% sostenibles y aptos para el consumo alimentario.

Tipos de Plásticos Reciclables

La materia prima es importante. Contar con materiales plásticos que garanticen un reciclado óptimo es una de las piezas claves de nuestro avance hacia la sostenibilidad.

Sabemos que gran parte del plástico producido acaba contaminando el planeta en vertederos o en el fondo de los océanos, por lo que promovemos en varios sentidos que haya un giro de 180º hacia estructuras que puedan ser fácilmente recicladas o reutilizadas.

Para garantizar que el consumidor pueda separar los envases de forma correcta, la identificación de los plásticos es fundamental. Así se crearon los códigos de identificación de los plásticos, símbolos internacionales que permiten que el consumidor conozca más sobre la reciclabilidad y los materiales que se utilizan en los envases.

PET

Este polímero está presente en bandejas de comida y envases alimentarios, botellas de bebidas gaseosas y agua, botellas de enjuague bucal y otros productos de baño y en fibras sintéticas para la elaboración de prendas de ropa.

Este material tan conocido y utilizado en el sector alimentario comenzó a reciclarse en 1998, coincidiendo con el auge del PET y la creación de las primeras plantas de selección de reciclado. Desde ese momento, las plantas de reciclaje en España han mejorado tecnológicamente y consiguen reciclar hasta 300. 000 toneladas métricas al año.

Además, debido a su ligereza, balance energético y mayor reciclabilidad, ha ido sustituyendo a otros materiales plásticos más contaminantes como el PS y el PVC.

Polietileno de baja densidad

Este tipo de plástico se utiliza para la fabricación de bolsas de la compra, film protector para alimentos, plástico de burbujas, recubrimiento de cables y algunos tapones de botella.

Este termoplástico tiene una gran resistencia térmica y química y puede alcanzar unas temperaturas de entre 80-95°C, lo que convierte a este material en apto para la conservación de alimentos.

El es el plástico más reciclado en España y se utiliza como materia prima para nuevos materiales, como las bolsas de plástico, tuberías para riego o material urbano.

Polipropileno

Se utiliza este material en envases aptos para el microondas, yogures, pajitas, envases para mantequilla o margarina y bolsas de patatas fritas y otros aperitivos.

Junto con el PET, el polipropileno o PP es un producto 100% reciclable y uno de los que más volumen de material reciclado se obtiene. Es resistente y fácil de moldear, lo que permite darle una segunda vida de forma sencilla. El polipropileno postconsumo y reciclado puede utilizarse en cajas, contenedores o muebles.

Proceso de Reciclaje del Plástico

Como parte de nuestro compromiso con la sostenibilidad, hemos integrado el reciclaje en nuestro proceso de producción. Elegimos materiales que permiten un reciclado elevado, de modo que los polímeros utilizados en la producción de un envase puedan volver a utilizarse en la producción de otros.

Gracias a los materiales con base PE o PP, en SP Group obtenemos láminas plásticas 100% reciclables y promovemos que estos se reciclen tras el consumo en aplicaciones tanto alimentarias como no alimentarias, fomentando la economía circular que promueve Europa. Existen tres tipos de reciclaje que reducen la huella ecológica:

Reciclaje Mecánico

Este proceso de reciclado permite tratar el plástico que ya ha sido utilizado para que pueda volver a utilizarse en otros envases. Como ejemplo el proyecto Tray2Tray de SP GROUP que forma parte de nuestras iniciativas para incorporar el reciclado en la producción de nuevas materias primas. Con la incorporación de una máquina compactadora, el cliente podrá compactar sus desechos hasta su retirada. Tras la gestión de los residuos, SP Group vuelve a incorporar estos materiales reciclados como materia prima lista para la fabricación de nuevos envases. Y en este proceso, no se pierde la trazabilidad.

Reciclaje Químico

Este tipo de reciclado sirve para obtener nuevas materias primas. Las moléculas de los polímeros se descomponen nuevamente en monómeros con los que se fabricarán otros plásticos.

En Europa, los materiales plásticos que más se reciclan utilizando este método son el PET, la poliamida (PA) y el PS. Además, este proceso de reciclaje permite recuperar láminas plásticas que no pueden ser recicladas mecánicamente, como los plásticos multicapa o los plásticos que hayan estado en el mar.

El reciclaje químico, que requiere de una elevada preparación tecnológica, permite avanzar hacia la economía circular, dando vida útil a plásticos que de otro modo acabarían contaminando.

Reciclaje Energético

La valorización energética quema los desechos de los envases de plástico para aprovechar el calor durante el proceso de fabricación o para producir electricidad.

Este proceso de reciclaje permite evitar que muchos materiales plásticos acaben contaminando en vertederos. Gracias a la reutilización del plástico y obtención de energía a partir de los residuos, se estima que se puede generar el 8% de la energía necesaria para cubrir las necesidades en España.

La ciudad de Madrid, por ejemplo, ya está implementando este proceso en varias plantas de reciclaje. En toda Europa, tras el Convenio de Basilea, ya se ha logrado sustituir el 43 % de los combustibles fósiles en favor del reciclaje energético utilizando hornos cementeros.

Códigos de Identificación de Plásticos

Todos los productos reciclables deben ir debidamente etiquetados para que el consumidor pueda identificar el tipo de plástico utilizado y saber cómo separarlo. Conoce qué significan estos símbolos.
Polietileno Tereftalato

Polietileno Tereftalato

Es el plástico más utilizado en los envases alimentarios y destaca por su elevada tasa de reciclaje real. Los envases fabricados con PET deben llevarse a uno de los 383.974 contenedores amarillos disponibles en España, desde donde parten hacia una planta recicladora y son separados del resto de materiales.

Polietileno de alta densidad

Polietileno de alta densidad

Este plástico es resistente a los productos químicos y puede reciclarse para fabricar botellas de detergente, envases de leche o muebles de jardín. El HDPE se recicla siguiendo un proceso de reciclaje mecánico, en el que encontramos un proceso de lavado, separación de otros plásticos y, por último, una reducción entre el 80-90% del volumen original de los envases.

Vinílicos o Cloruro de polivinilo

Vinílicos o Cloruro de polivinilo

Estos materiales se caracterizan por su escaso reciclaje y por ser poco utilizados en el envasado de alimentos.

Polietileno de baja densidad

Polietileno de baja densidad

Este plástico flexible y transparente se encuentra en bolsas de diversos tipos. Puede volver a utilizarse tras el reciclado en contenedores y papeleras, tuberías o baldosas. Junto con el PET, es el material plástico más reciclado en España.

Polipropileno

Polipropileno

Destaca por su dureza y resistencia al calor, por lo que se utiliza en envases aptos para el microondas. Se reutiliza para fabricar cepillos, bandejas y señales luminosas.

Poliestireno

Poliestireno

No se recomienda para uso alimentario por su baja tasa de reciclado. Está presente en cubiertos, vasos, platos y envases cosméticos y destaca por su dificultad de reciclaje. Actualmente se intenta evitar su uso en productos con una vida útil corta y optar por otros plásticos que garanticen un mayor porcentaje de reciclado, como el PET o el LDPE.

Mezcla de otros plásticos

Mezcla de otros plásticos

Con este código se engloban diversos materiales plásticos difíciles de reciclar. Es por ello que, en Europa se esté intentando producir cada vez menos cantidades de estos plásticos y se opte por opciones menos contaminantes.

Previous
Next

Envases Sostenibles

La apuesta de SP Group por la sostenibilidad en el envasado alimentario implica un rediseño de los envases tradicionales, consiguiendo envases sostenibles que reduzcan la huella ecológica y faciliten el reciclado. Conoce nuestros envases más respetuosos con el medioambiente.

Envases biodegradables

Estos envases están fabricados con materias primas vegetales procedentes de fuentes renovables como la celulosa o los azúcares. Una vez son desechados, estos residuos se degradan cuando entran en contacto con la naturaleza y se convierten en biomasa y nutrientes necesarios para el suelo. En SP Group contamos con el material BIO FVSOL 60 o BIO FVSOL MATT N, ambas son láminas biodegradables, compostables y biobasadas.

Envases reciclables

Promovemos el reciclado de envases post consumo en nuestra producción de PET para que tengan un elevado contenido de reciclado. Nuestros materiales pueden ser reciclados y utilizados para crear nuevos envases, reduciendo la huella de carbono del proceso de fabricación. Las materias plásticas que garantizan el reciclado son el PET, el HDPE, el LDPE y el PP. Dentro de nuestros materiales reciclables encontramos la gama eco: PE ECO y PE HB ECO.

Envases reciclados

Damos una segunda vida al plástico optando por fabricar envases reciclados. Estos envases se producen a partir de materiales que ya han sido utilizados anteriormente en otro tipo de envases, de forma que los residuos se convierten de nuevo en materias primas. Uno de los materiales que ofrecemos con contenido 100% reciclado es el rPET, una lámina monocapa proveniente en su totalidad de material reciclado con buena resistencia química y térmica.

Envases que reducen la huella de carbono

Nuestro compromiso con el planeta se traduce en una reducción de gases de efecto invernadero. Gracias a la incorporación del reciclado en el proceso de producción o la disminución de espesores, SP Group ofrece envases alimentarios con menor huella de carbono y, además, impresos con tintas libres de solventes que los hacen más sostenibles. Dentro de este grupo encontramos las láminas R-Closing Efficient, SOL, FSOL o VSOL.

¿Quieres ver
todas las soluciones
de material flexible para envases?

Marco Normativo Europeo

La Comisión Europea publicó en 2018 un documento con la primera estrategia europea sobre los plásticos como parte de la transición hacia una economía más circular.

Esta estrategia protegerá el medio ambiente de la contaminación de los plásticos al tiempo que incentivará el crecimiento y la innovación, convirtiendo así un obstáculo en un programa positivo para el futuro de Europa. Esta estrategia consta de cuatro medidas y tiene por objetivo transformar la forma en que se diseñan, producen, utilizan y reciclan los productos en la UE. Estas medidas son:

Mejorar el diseño y apostar por la innovación para conseguir que el plástico y los productos fabricados con este material sean más fáciles de reciclar.

Ampliar y mejorar la recogida selectiva de los residuos plásticos para así garantizar la calidad de la industria del reciclado.

Ampliar y mejorar la capacidad de reciclado de los países miembros de la Unión Europea, así como la clasificación de los productos reciclados.

Crear mercados viables para el plástico reciclado y reciclable.

FAQS

Preguntas Frecuentes sobre Sostenibilidad

Consideraríamos que un envase es reciclable cuando supera todas las etapas de clasificación en las plantas de selección de envases (por ejemplo: Ecoembes) y esta selección llega a una empresa recicladora que lo transforma en materia prima para que vuelva a ser utilizado.

Por ejemplo, una botella de PET transparente con unas dimensiones mayores de 6 cm (supera la criba en el trómel*), y es efectivamente clasificada en la corriente del PET. De ahí, se pone a disposición de la empresa recicladora que es capaz de transformarlo en escama, que servirá para que los fabricantes de materiales plásticos puedan volver a transformar en nuevos envases, como SP GROUP. O a otras industrias que fabricarán otras aplicaciones (textil, construcción, etc).

Sin embargo, si esa botella contase con un sleeve** que cubriese por completo el cuerpo de esta y además este fuera de distinto material la clasificación efectiva no sería posible y no llegaría al reciclador.

*Es una máquina de cribado mecánica que se utiliza para separar materiales, principalmente en las industrias de procesamiento de residuos minerales y sólidos.

**Una etiqueta que rodea por completo la botella, quedando adherida a la misma gracias al proceso de sleevado.

Las directrices de la Comisión Europea hablan de que los envases que son sostenibles son aquellos que pueden ser reciclados, reutilizables o compostables. En sus directrices principalmente promueven la reciclabilidad de los plásticos, ya sea desde la concepción o forma en la que son diseñados como en la etapa de producción. Para ello, todos los miembros de la cadena de valor debemos trabajar unidos en los siguientes puntos:

  • Mejorar el diseño y apoyar la innovación para que el plástico y los productos plásticos sean más fácilmente reciclables.
  • Expandir y mejorar los sistemas de recolección y separación de los desperdicios de plástico para asegurar la entrada de calidad a la industria del reciclado.
  • Modernizar y expandir la capacidad de gestión y reciclado en Europa.
  • Crear un mercado viable para los plásticos reciclados y renovables.

Actualmente no existe ningún tipo de regulación que controle qué información y el tipo de mensajes que los envasadores pueden poner en sus envases acerca de lo sostenible que es ese envase.
Sin embargo, sí que existe una norma, la ISO 14021:2017 sobre etiquetado ambiental, que da muchas indicaciones sobre cómo hacer este tipo de comunicación de forma correcta y sencilla de cara a los consumidores finales.

También existe una guía sobre eco-etiquetado que resulta muy útil y que ha sido publicada por la organización ECOEMBES junto con IHOBE (Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco) y el Gobierno Vasco.

Entendemos que siempre y cuando los mensajes publicado no induzcan a error o sean confusos, se podría comunicar cualquier tipo de información relativa a la procedencia de la materia prima, reciclabilidad, contenido reciclado…

Por ejemplo, si el envase está hecho de un material que es compostable y además se cuenta con un certificado que lo acredita, se podría añadir al diseño el sello acreditado que lo demuestra. Es normal encontrar un sello acreditativo cuando el mensaje está verificado y certificado por una tercera parte (compostabilidad, huella de carbono, declaración ambiental de producto, etc). Sin embargo, hasta ahora no hay ninguna forma de certificar la reciclabilidad de un envase, si bien es cierto que podemos comunicarlo siguiendo la norma ISO-14021.

EBOOK GRATUITO

LOS RETOS DE LA SOSTENIBILIDAD EN EL PACKAGING FLEXIBLE

Descargar Ebook
Mockup-Ebook-2-LP-cta
CONSULTANOS TUS DUDAS

En SP Group optimizamos nuestros procesos de produción para dar el servicio más eficiente a la gran industria. Son muchas las empresas multinacionales que confían cada día en nuestra capacidad de producción para resolver sus necesidades de packaging flexible.
Si estás interesado en saber como tu compañía puede beneficiarse de nuestros servicios, déjanos tus datos y uno de nuestros asesores comerciales se pondrá en contacto contigo o si lo prefieres consulta los datos de contacto del asesor de tu zona.

EL TIEMPO MEDIO DE RESPUESTA COMERCIAL ES DE 24/48 HORAS.