Material flexible para envases: ¿cómo puede beneficiar a tu producto?

Innovación

Actualmente existe una gran variedad de envases y materiales en el mundo del packaging. Elegir el que mejor se adapte a un producto será clave tanto por sus propiedades de conservación como por las opciones de personalización que tenga asociadas y su nivel de sostenibilidad, un aspecto imprescindible tanto para la propia industria como para el consumidor final. En el caso del material flexible para envases, estamos ante una de las mejores opciones para la industria alimentaria o para la fabricación de bolsas debido a las propiedades que posee.

En este artículo, repasaremos algunas de estas propiedades y veremos cuáles son las mejores opciones en cuanto a materiales flexibles para la fabricación de envases.

¿Qué es el material flexible?

Los envases elaborados con material plástico flexible son aquellos que están formados por láminas multicapa y que se pueden imprimir. Se denominan “complejos” ya que pueden estar compuestos por tres, cuatro e incluso cinco capas de materiales y/o láminas, a pesar de que a la vista solo se vea una. Estas diferentes láminas dotan al envase de diferentes propiedades que necesitará el producto una vez sea envasado.

Características de los materiales flexibles para envasado

Es por ello que los materiales flexibles necesitan reunir una serie de características para resistir todo tipo de contratiempos. En el caso de la industria alimentaria, entre los requisitos más importantes que deberían reunir los materiales flexibles, encontramos:

Propiedades de barrera para proteger el producto del oxígeno, vapor de agua, así como del aroma o de la luz.
Capacidad de poder ser sellados. Muchos de los productos de alimentación se envasan siguiendo un proceso de sellado mediante presión y calor. La temperatura de sellado varía según el polímero plástico que se quiera soldar.
Ser altamente personalizables, tanto la descripción del producto, como su lista de ingredientes o la parte de imagen enfocada al marketing debe ser precisa, por lo que la tinta debe quedar bien fijada al material.
Resistencia mecánica a las bajas temperaturas. La conservación de algunos alimentos precisa refrigeración, en ocasiones incluso congelación, por lo que el material debe soportar bien las bajas temperaturas.
Ser resistente a la perforación. Algunos productos tienen aristas afiladas o cortantes, como es el caso de alimentos que contienen huesos que podrían llegar a provocar daños en el envase durante la manipulación y el transporte. El material debe ser capaz de resistir este tipo de daños para asegurar las propiedades del envase.

Material flexible SPG

¿En qué tipo de productos se utiliza el material flexible?

Aunque es posible ver el uso de los materiales flexibles en diferentes industrias, la alimentaria es una de las que más demanda su uso. Podemos encontrarlos en productos como yogures o smoothies con los que poder consumirlos en el momento, como es el caso de los envases con tapón.

En este sentido, hay diversos tipos de envases que pueden hacer uso de los materiales flexibles y, dentro de estos, existen aún más opciones para personalizarlo. Para comprender mejor el impacto de este tipo de materiales en la industria, lo ideal es ver algunos ejemplos de los tipos de envases que se utilizan y cuál es el material flexible más indicado para ellos.

Tapas para bandejas

Uno de los usos más habituales dentro de los materiales flexibles en la industria alimentaria lo encontramos en las tapas para bandejas para alimentos. Sus cualidades permiten conservar alimentos frescos en un perfecto estado, como carnes o pescados, entre otros. Respecto a los materiales más empleados para este fin podemos encontrar:

SOL EFFICIENT: Esta es una de las mejores opciones con alta barrera para la elaboración de tapas para bandejas. Puede ser empleado para envases que contengan arroz, galletas, embutidos loncheados, etc. Las características y resistencia de este material consiguen reducir costes gracias a la reducción de su espesor

R-CLOSING HB EFFICIENT: este es uno de los materiales flexibles más demandados. Tiene propiedades de alta barrera y es resellable, por lo que es ideal para su uso en packaging de embutidos loncheados o queso en lonchas, permitiendo alargar la vida útil del producto una vez abierto el envase. Sus propiedades hacen que esta tenga una caída suave y firme, logrando una conservación óptima del producto.

Bobinas para formación de bolsas en máquinas de VFFS y HFFS

Otro de los usos más empleados en la industria alimentaria es la creación de bolsas en máquina VFFS y HFFS. El tipo de alimentos que suelen contener estas son snacks y frutos secos, arroz, caramelos o café, entre otros.

Material flexible SPG

Bolsas stand up para nuevos hábitos de consumo

Por otro lado, las bolsas stand up con materiales flexibles son de los envases que más posibilidades tienen respecto a su personalización, entre las que se encuentran formatos on the go como las bolsas doypack, con fondo K y fuelles laterales.

Este tipo de envases de stand up, además, incluyen la posibilidad de añadir zipper o velcro, por lo que son especialmente versátiles. Son ideales para guardar alimentos frescos, snacks o café debido a que pueden ser reselladas por el consumidor en cualquier momento. y resultan muy llamativas en el lineal gracias a la posibilidad de quedarse “en pie” sin necesidad de utilizar materiales rígidos.

En cuanto a materiales, podemos destacar el PP HB ECO . Casi la totalidad del envase está elaborada con polipropileno, lo que hace que sea altamente reciclable. Así mismo, soporta tratamientos térmicos de pasteurización, esterilización y el uso en microondas. A los envases elaborados con este material se les suele añadir un cierre zipper o incluso un tapón para hacer su uso más cómodo para el consumidor.

Finalmente, otro de los materiales que se suelen usan en este mercado es el PE HB ECO, un material reciclable de alta barrera, que soporta tratamientos de pasteurización, llenado en caliente o microondas. Está especialmente creado para productos que contengan salsas o algún líquido, platos preparados en base de arroz o cualquier legumbre, entre otros.

Estas son algunas de las opciones de materiales flexibles, no obstante, si quieres conocer algunas más, o ver cuáles son las opciones más eficientes y sostenibles para tu packaging no dudes en consultarnos.


Sé el primero en leer nuestras novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los posts más recientes de nuestro blog.



Artículos relacionados

Materiales plásticos flexibles: la solución perfecta para envasar productos on the go

Tecnología

Utilizar un envase rígido, semi-rígido o flexible dependerá, entre otras cosas, del alimento que queramos envasar. Esto no sólo repercutirá […]

CONSÚLTANOS TUS DUDAS

En SP Group optimizamos nuestros procesos de produción para dar el servicio más eficiente a la gran industria. Son muchas las empresas multinacionales que confían cada día en nuestra capacidad de producción para resolver sus necesidades de packaging flexible.
Si estás interesado en saber como tu compañía puede beneficiarse de nuestros servicios, déjanos tus datos y uno de nuestros asesores comerciales se pondrá en contacto contigo o si lo prefieres consulta los datos de contacto del asesor de tu zona.

EL TIEMPO MEDIO DE RESPUESTA COMERCIAL ES DE 24/48 HORAS.