El packaging del futuro: materiales, tecnologías y más

Tecnología

El sector del packaging se ha reinventado en los últimos años: estamos ante una verdadera revolución del sector en la que se tienen unas altas expectativas sobre las características que deberá tener el packaging del futuro.

Eficiencia, sostenibilidad, optimización y uso de nuevos materiales, son algunas de las bases sobre las que se asentará la industria en los próximos años. A continuación, analizamos cuál es el presente y el futuro del sector del packaging y cuáles son sus materiales y tecnologías más innovadoras.

Presente y futuro del packaging para alimentos

El packaging nació con el objetivo de garantizar una correcta seguridad alimentaria mediante una conservación que mantuviera en óptimas condiciones los alimentos y protegerlos durante el transporte. No obstante, aunque estas características siguen estando presentes, son aspectos que ya damos por hecho. Las innovaciones técnicas y los cambios en las tendencias de consumo han llevado a la creación de una nueva serie de necesidades que debemos cumplir si queremos adaptarnos a los consumidores presentes y futuros.

Uno de los aspectos más destacados, sin duda, en los últimos años es la necesidad de lograr reducir el impacto de los envases; una demanda que ha ganado fuerza tanto entre los consumidores como entre las administraciones, que crean cada vez con mayor frecuencia regulaciones en esta dirección. Ello hace que el futuro del packaging deba pasar obligatoriamente por aumentar su nivel de sostenibilidad.

Sin embargo, dicha sostenibilidad no está reñida con la producción de envases con un nivel elevado de personalización y que sean altamente resistentes y flexibles en cuanto a su uso. En este sentido, el futuro vendrá marcado por encontrar la manera de reunir todas estas características. Es por ello que las empresas con programas de desarrollo de nuevos materiales y nuevas soluciones tendrán un papel clave en la industria del futuro.

Ecodiseño, así se diseñará el packaging del futuro

El ecodiseño es una metodología de diseño que tiene en cuenta el impacto medioambiental que generará el producto durante toda su vida útil y al terminar esta. Ello implica que esta rama piense en la sostenibilidad del producto incluso en la fase en la que este es tan solo una idea. A nivel práctico, esto significa tener en cuenta, entre otras cosas, la forma y diseño del envase para optimizar su distribución por toda la cadena de suministros, los materiales que emplearán en su elaboración para que resulten resistentes al paso del tiempo y sostenibles o el hecho de que estos puedan ser reutilizados tras su vida útil.

De esta manera, se puede conseguir que el packaging sea sostenible desde el mismo momento en que es concebido. Al poner en valor todos estos elementos, el ecodiseño también logra otorgar un valor extra al producto, consiguiendo que no solo resulte más sostenibles, sino también más atractivos para el consumidor final, el cual valora actualmente mucho el cuidado del planeta.

Monomateriales, la base del packaging del futuro

Otro de los elementos que definirá el packaging del futuro será el uso de monomateriales a la hora de abordar su fabricación. Los monomateriales son aquellos materiales que están formados a partir de un único polímero, haciendo que el proceso de reciclado tras su uso sea mucho más sencillo. Aunque, tradicionalmente, los monomateriales han sido materiales rígidos como el vidrio o el alumno, actualmente los avances en compuestos plásticos han conseguido utilizar monomateriales en plásticos flexibles.

Entre los ejemplos de este tipo de materiales podemos encontrar el PE HB ECO o el PP HB ECO. Ambos son grandes ejemplos de envases elaborados con monomateriales y que son reciclables. Así mismo, estos se presentan como soluciones muy resistentes y concretamente el PP HB ECO es apto para soportar tratamientos térmicos, por lo que cuentan con una infinidad de posibilidades de envasado.

Packaging del futuro

Los envases inteligentes, un nuevo estándar de la industria

Por último, una de las grandes novedades en el mundo del packaging son los envases inteligentes. Este tipo de envases incorporan en su elaboración un sistema de sensores e indicadores que comprueban, entre otras cosas, en qué condiciones se encuentra el alimento y le ofrece esa información al consumidor final. Entre los datos que pueden aportar estos envases destaca el ser capaz de detectar si se han producido cambios en la temperatura del alimento o si se está produciendo un crecimiento microbiológico.

Esta información se le proporciona al consumidor final mediante el etiquetado o el propio envoltorio. De esta manera, se puede garantizar el perfecto estado de un alimento a lo largo de toda la cadena de distribución. Aunque los envases inteligentes aún no se han convertido en un estándar dentro de la industria alimentaria debido principalmente a que son un producto de reciente creación, teniendo en cuenta sus características, todo parece indicar que se convertirán en un ejemplo a seguir para el packaging del futuro.


Sé el primero en leer nuestras novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los posts más recientes de nuestro blog.



Artículos relacionados

¿Qué debe de tener un envase para poder conservar un alimento preparado?

Innovación

La venta de platos preparados se ha disparado en los últimos años. Algunos datos, como los arrojados por el estudio […]

CONSÚLTANOS TUS DUDAS

En SP Group optimizamos nuestros procesos de produción para dar el servicio más eficiente a la gran industria. Son muchas las empresas multinacionales que confían cada día en nuestra capacidad de producción para resolver sus necesidades de packaging flexible.
Si estás interesado en saber como tu compañía puede beneficiarse de nuestros servicios, déjanos tus datos y uno de nuestros asesores comerciales se pondrá en contacto contigo o si lo prefieres consulta los datos de contacto del asesor de tu zona.

EL TIEMPO MEDIO DE RESPUESTA COMERCIAL ES DE 24/48 HORAS.