Conoce cuáles son y para qué sirven los códigos de identificación de los plásticos

La existencia de una gran diversidad de materiales y de sus posibilidades de reciclaje motivó la creación de unos códigos de identificación cuyo símbolo original data de 1970 y que refleja cada uno de los pasos del reciclaje: recogida de materiales, proceso de reciclado y compra de dichos productos ya reciclados.

En el caso de los plásticos, un triángulo con tres flechas sucesivas rodeando un número del 1 al 7, conocido como triángulo de Möbiussímbolo universal del reciclaje, simboliza e identifica el material con el que está elaborado el envase así como la posibilidad de ser reciclado para nuevos productos. Conozcámoslos uno a uno.

Clasificación de los 7 códigos de identificación de los plásticos

Número 1: PET o PETE (Polietileno tereftalato)

Es el tipo de plástico más utilizado en los envases alimentarios gracias a propiedades como su ligereza, su bajo coste de producción, así como sus grandes posibilidades de reciclaje. Lo habitual es encontrarlo en botellas de agua y otras bebidas, así como en envases de aceite. Además, una vez reciclado, el PET puede utilizarse para piezas de automóvil, muebles, alfombras y ocasionalmente para nuevos envases de alimentos.

En SP Group llevamos unos años introduciendo el material reciclado en el proceso de producción de nuestra lámina de PET para la fabricación de bandejas.

  • A partir de 2016 se utilizaba un 25% reciclado + 15% retroalimentación + 40% virgen.
  • En 2017 comenzó a utilizarse el 45% reciclado + 15% retroalimentación + 40% virgen.
  • Y para 2018, la previsión es llegar al 65% reciclado + 15% retroalimentación + 20% virgen.

Número 2: HDPE (Polietileno de alta densidad)

Se trata de un plástico resistente a productos químicos, poco flexible, pero fácil de fabricar y de manejar. Sus usos más habituales son las bolsas de supermercado, productos de limpieza y de higiene personal, envases de leche, zumos o yogurt. Una vez reciclado puede utilizarse nuevamente para botellas de detergente, tubos, envases de aceite o incluso para muebles de jardín.

Número 3: V o PVC (Vinílicos o Cloruro de Polivinilo)

Dentro de los códigos de identificación de los plásticos, el número 3 se corresponde con materiales que destacan por su escaso reciclaje y por ser menos utilizados en la cadena alimentaria dada su facilidad para soltar diversas toxinas. Sin embargo, por su alta resistencia a los ácidos, así como por su dureza es utilizado sobre todo para tubos y cañerías, botellas de detergente, equipamientos médicos, suelas para zapatos y un largo etcétera.

Número 4: LDPE (Polietileno de baja densidad)

De la familia de los polietilenos, se trata de un plástico muy flexible y transparente cuya utilidad es frecuente en forma de bolsas de todo tipo, envases de laboratorio o de comida congelada. Además, tras su reciclaje se puede utilizar de nuevo en contenedores y papeleras, paneles, tuberías o baldosas.

Número 5: PP (Polipropileno)

Se trata de un material perfecto para envases microondables ya que destaca por su dureza, barrera al vapor y resistencia al calor. También es habitual encontrarlo en botes de salsas, tapas y envases de uso médico y veterinario. Además, tras su proceso de reciclado, es habitual para cepillos, bandejas, cables de batería o señales luminosas.

Número 6: PS (Poliestireno)

Este es otros de los materiales menos recomendados para uso alimentario dada su facilidad para emitir toxinas. Sin embargo, debido a su bajo coste y a su rigidez es habitual encontrarlo en forma de cubiertos, vasos y platos de plástico, envases cosméticos o cajas de CD. Además, se trata de un material difícil de reciclar.

Número 7: Otros (mezcla de otros plásticos)

Dentro de los códigos de identificación de los plásticos, el número 7 es aquel en el que se incluyen una gran variedad de materiales plásticos que son muy difíciles de reciclar. Aunque es habitual encontrarlos en de gafas de sol o DVD, también se utiliza en algunas clases de botellas de agua o ciertos envases alimentarios.

Procesos de reciclado de los plásticos

La necesidad cada vez mayor de envases sostenibles responsables con el entorno por parte de los fabricantes hace que adquiera gran importancia el proceso de reciclado de los plásticos.

Existen diferentes tipos de procesos de reciclaje, aunque los principales son los siguientes:

  • Reciclaje mecánico: es un sistema por el que se cortan las piezas de plástico en pequeños granos para tratarlos posteriormente. Se trabaja principalmente con macromoléculas de los polímeros.
  • Reciclaje químico: se degradan los materiales plásticos mediante calor para conseguir nuevamente moléculas simples a partir de las cuales se pueden conseguir otros tipos de plásticos o combustibles.
  • Reciclaje energético: es aquel sistema que convierte el plástico para un posterior aprovechamiento energético.

Además de conocer y saber cuáles son los códigos de identificación de los plásticos, es importante tener en cuenta la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que delimita las obligaciones de productores y gestores con el objetivo de conseguir una política de residuos eficaz.

En SP Group participamos en proyectos sostenibles para los residuos plásticos como es el programa Tray2tray. Si quieres saber más sobre él, no dudes en ponerte en contacto con nosotros o visitar nuestra página web.

Solicita información

Start typing and press Enter to search

Ver
Ocutlar